Público objetivo o cómo triunfar con un blog

por | 13-02-2017 | Marketing de contenidos

¡Hoooola! Como buen redactor o redactora, sabrás que uno de los mayores dolores de cabeza que existen cuando se empieza un blog es conseguir que triunfe. Es decir, que tenga muchos lectores y que queden contentos con lo que han leído. Antes de que suene la melodía de Misión Imposible en tu cabeza, déjame decirte que si esto te suena a utopía es posible que te falte un elemento clave en tu estrategia. Hablo de definir tu público objetivo.

Público objetivo… ¿Ehto que eh?

Está claro. ¡El que no es subjetivo! Fuera bromas, hasta el más objetivo de tus lectores siempre va a ser una persona subjetiva. Y por esto el otro día te recomendé unas técnicas para conseguir que tus textos sean de calidad y consigan su misión.

Ahora en serio, el público objetivo es ese grupo concreto de personas a las que te diriges. Es posible que ahora mismo estés pensando o que alguna vez en tu vida hayas pensado que tu blog se dirige a todo el mundo.

Este es un gran error por el que casi todos hemos pasado. Vamos, que hablo por experiencia. Para ponerte en situación, en el blog de TerryFish, mi antiguo negocio de informática, la entrada más leída fue sobre las cámaras semirréflex. Tiene tanto sentido como ir a una heladería a comprar pescado fresco.

Tienes que llegar a unas personas concretas

Cada persona es un mundo. Y cada grupo de personas son muchos mundos juntos.

Por lo tanto, la manera de llegar a un grupo de personas con un interés común va a ser completamente distinta que la que necesitas emplear para llegar a otro grupo de personas con otros intereses o necesidades.

En otras palabras, lo que llamar la atención a una persona puede pasar completamente por desapercibido para otra. Si te falta una audiencia concreta, es complicado generar una audiencia. Y más complicado aún una audiencia de calidad, la que te ayude a cumplir tus objetivo.

La importancia de tener objetivos

Uno de los mayores errores que se comete a la hora de iniciar un blog es tener el único objetivo de conseguir muchas visitas.

Pero dime una cosa. ¿Para qué?, ¿de qué sirve esto por sí solo?

A la hora de crear un blog hay que tener objetivos claros. Es decir, saber qué es lo que quieres conseguir. Puede ser conseguir vender un producto o servicio, educar sobre un tema concreto, generar buena reputación acerca de una persona, entretener con los mejores vídeos de gatitos, etc.

Si pasas por alto el definir el objetivo de tu blog, te aseguro que vas a dar muchos palos de ciego. Y antes de conseguir romper la piñata (tener una audiencia estable para lo que sea) vas a destrozar todo el mobiliario.

Cuando tengas clara cuál es la misión sabrás de sobra intuir cuál es tu público objetivo.

Algunos ejemplos

  • Vender herramientas a particulares. Tu público objetivo es personas que practican el bricolaje, de un sexo determinado (o ambos) y una franja de edad concreta.
  • Aumentar las ventas de una tienda de peces. Tu público objetivo está en los amantes de la acuariofilia.
  • Enseñar todo lo que sabes de marketing. Quien más te va a leer son personas que quieren o necesitan aprender a vender.
  • Dar a conocer tu tienda en la que hay de todo. Tu público objetivo es gente que necesita ahorrar tiempo en sus compras y que quiere potenciar al pequeño comercio.
  • Llenar las plazas de una residencia de ancianos. Debes dirigirte a personas que tengan padres y familiares que ya no se valen por sí mismos.

¿Para qué sirve todo esto?

Es muy simple. Si redactas artículos y los difundes pensando en tus objetivos y en ese público objetivo, tendrás muchas visitas de personas que serán potenciales clientes o que van a contribuir con lo que quieres alcanzar.

Por ejemplo, para aumentar las ventas de una tienda de peces puedes dirigirte a un público joven con pocos conocimientos de acuariofilia. Personas que van a buscar sus dudas en Google y YouTube y que pueden tener un primer contacto con tu tienda si les resuelves un problema. Creas una estrategia de difusión con vídeos y aprovechas para incitarles a darte sus datos personales o seguirte en las redes sociales. De esa manera ya los tienes a mano para ofrecerles productos o servicios exclusivos. Una oferta que no podrán rechazar.

En el caso de la residencia de ancianos, sabes que tu público objetivo va a ser personas por encima de los 40 años a las que les preocupa el bienestar de sus seres queridos. Personas que necesitan lidiar con esos familiares que se niegan en rotundo a acabar en un geriátrico. Y que temen recibir malos tratos.

Si en lugar de llevar a cabo esta estrategia hablas de gatitos porque siempre captan la atención y te limitas a publicar fotos de felinos en Facebook, probablemente consigas muchos seguidores y visitas en el blog. Pero te aseguro que ni venderás peces o que tendrás que convertir la residencia de ancianos en una protectora de animales.

¿Cómo definir un público objetivo?

Este punto podría ser muy extenso y da para otra entrada. Que publicaré más adelante, te lo prometo.

Por el momento te recomiendo asentar esta información. Y luego puedes buscar información en otros sitios o, si eres una persona aventurera, seguir estas resumidas pautas:

  1. Define bien cuál es el objetivo de tu blog.
  2. Piensa en profundidad qué personas están interesadas en lo que ofreces.
  3. Agrupa a esas personas. Por ejemplo, hombres de 30 a 40 años con tales intereses. Mujeres de 18 a 35 con estos problemas. Y así.
  4. Decide a qué grupo o grupos de personas te vas a dirigir. Es conveniente ir a por los que más audiencia te pueden aportar.
  5. Conoce a cada uno de esos grupos a fondo. ¿Dónde viven?, ¿qué miedos tienen?, ¿qué les genera confianza?, ¿a qué medios suelen prestar atención?. Debes ser capaz de crear una reader persona. Una persona ficticia de tu público objetivo a la que describir mejor que a tu mejor amigo.

Y esto es todo por hoy. La semana que viene hablaré de la importancia de definir un cliente ideal para aplicar copywriting, algo relativamente similar a este tema.

Miguel Bustos

Miguel Bustos

Copywriter y redactor de contenido web

Me apasiona escribir, emprender, transmitir buen rollo y ayudar a los demás. Aparte de esto, tengo mucha experiencia en el desarrollo web y bastantes conocimientos de ferrocarriles y medio ambiente.

¡Qué nadie se pierda esto!

Compártelo con tus amigos :)